Albóndigas Suecas: Experimenta el Auténtico Sabor

Las albóndigas suecas son un manjar escandinavo conocido por su sabor auténtico y reconfortante. Originarias de Suecia, estas albóndigas son una combinación perfecta de carne jugosa, condimentos aromáticos y una salsa cremosa y sabrosa. Si buscas una receta sencilla pero llena de sabor, las albóndigas suecas son la elección correcta. Sigue leyendo para aprender cómo preparar estas delicias escandinavas en tu propia cocina.

Ingredientes para las albóndigas suecas:

  • 500 g de carne molida (ternera y cerdo, o solo ternera)
  • 1 huevo
  • 1/4 taza de pan rallado
  • 1/4 taza de leche
  • 1 cebolla pequeña finamente picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada rallada
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina de trigo
  • 2 tazas de caldo de carne
  • 1/2 taza de crema
  • Perejil picado para decorar (opcional)

Modo de preparo:

  1. En un bol grande mezcla la carne molida, el huevo, el pan rallado, la leche, la cebolla picada, el ajo, la sal, la pimienta negra y la nuez moscada hasta obtener una masa homogénea.
  2. Con las manos húmedas, forma bolitas del tamaño de una pelota de ping-pong con la mezcla de carne y reserva.
  3. En una sartén grande, derrita la mantequilla a fuego medio-alto. Agregue las albóndigas y cocine hasta que se doren por todos lados, aproximadamente de 6 a 8 minutos. Retire las albóndigas de la sartén y reserve.
  4. En la misma sartén agrega la harina de trigo y cocina durante 1-2 minutos, revolviendo constantemente, hasta que esté ligeramente dorada.
  5. Agrega lentamente el caldo de res a la sartén, revolviendo constantemente para evitar grumos. Cocine hasta que la salsa comience a espesarse.
  6. Regresa las albóndigas a la sartén y cocina unos minutos más, hasta que estén completamente cocidas y la salsa bien incorporada.
  7. Retirar del fuego y agregar la nata, revolviendo bien para mezclar.
  8. Sirve las albóndigas suecas calientes, acompañadas de puré de patatas, pasta o arroz blanco. Adorne con perejil picado, si lo desea.

Las albóndigas suecas son una auténtica celebración de sabores y aromas. Con una combinación perfecta de carne suculenta y una salsa cremosa y reconfortante, este plato es un éxito garantizado en cualquier ocasión. Prueba esta receta para tu próxima comida y disfruta de todo el auténtico sabor de la cocina escandinava.


También te pueden gustar estas recetas:

Visitas: 5

Deja un comentario