Alimentos que se pueden o no congelar – Panelaterapia

Siempre me preguntas si él puede Congelar esto o aquello y no siempre sé responder porque no soy de las que suelen congelar muchas cosas, prefiero hacer porciones más pequeñas, pero en cualquier caso la congelación Es una gran oportunidad para evitar el desperdicio, ¿verdad?

Nuestro socio Elefante nos dio esta útil información sobre la congelación y pensé que estaría bien compartirla contigo. Por supuesto, sería imposible agotar el tema, que es gigantesco, pero si quieres complementar los consejos en los comentarios, ¡siéntete libre! ¡Siempre aprendo mucho de ti!

Alimentos que PODEMOS congelar:

  • Mantequilla y margarina.
  • Queso (entero o rallado).
  • Hierbas frescas picadas como aroma verde.
  • Panes.
  • Carnes, aves, pescados y mariscos.
  • Extracto de Tomate ELEFANTE (se puede congelar en cubiteras y pasar directamente a la sartén).
  • Embutidos y carnes ahumadas (ejemplo: tocino).
  • Tartas horneadas (siempre que la cobertura o relleno no contenga productos no recomendados).

Alimentos que NO debemos congelar:

  • Huevos crudos: pueden expandirse y romperse debido al aumento de volumen.
  • Huevos duros: se vuelven elásticos.
  • Salsas a base de huevo, como la mayonesa: pueden separarse y cuajar.
  • Verduras con alto contenido de agua, como lechugas, pepinos y rábanos: se vuelven flácidas y blandas.
  • Yogur natural, queso crema desnatado, nata y requesón: son acuosos y cuajados.
  • Patatas cocidas: no se congelan bien, cambia la textura y se desmoronan.
  • Cremas y flanes que contienen almidón: sueltan agua después de descongelarlos.
  • Gelatina: no resiste las bajas temperaturas.
  • Levadura fresca: pierde su capacidad fermentativa tras la descongelación.

Consejos importantes:

  • Si quieres congelar carne o algún alimento ya condimentado, como albóndigas, por ejemplo, condimenta muy ligeramente, ya que después de congelar el condimento tiende a intensificarse.
  • Al congelar platos preparados, tenga en cuenta que seguirán recibiendo calor después de descongelarlos, por lo que es preferible congelarlos antes de cocinarlos por completo.
  • Las frutas tienden a tener una apariencia y textura alteradas, pero se pueden congelar para obtener jugo o gelatina.
  • Enfríe los alimentos antes de congelarlos. Congelar alimentos que aún están calientes solo aumentará la temperatura del congelador y puede provocar que otros alimentos almacenados se descongelen.
  • Nunca utilices recipientes de vidrio para congelar alimentos ya que la expansión del volumen puede provocar que exploten. Prefiere envases de plástico.
  • Asegúrese de empaquetar los alimentos adecuadamente o colocarlos en recipientes herméticos; de lo contrario, sus alimentos podrían sufrir quemaduras por congelación y el contacto con el aire dañará su valor nutricional.

¡Haz clic para votar en esta publicación!

Deja un comentario