Berenjenas Rellenas Y Queso Gratinado: Fácil de hacer

¿Habías probado alguna vez las berenjenas rellenas y gratinadas con queso? Esta es una receta sencilla pero muy sabrosa que sorprenderá a tu familia e invitados. La berenjena es una verdura versátil, que se puede preparar de diferentes formas y que tiene muchos beneficios para la salud. Es rico en fibra, antioxidantes, vitaminas y minerales, y ayuda a controlar el colesterol, la presión arterial y el azúcar en sangre. Además, la berenjena es baja en calorías, lo que es estupenda para quienes quieren mantenerse en forma.

  • 2 berenjenas grandes
  • 300 g de carne molida
  • 1 cebolla picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • 1 taza de salsa de tomate
  • 200 g de queso mozzarella rallado
  • Perejil picado para decorar
  1. Lava bien las berenjenas y córtalas por la mitad. Con una cuchara retiramos parte de la pulpa dejando un borde de aproximadamente 1 cm. Reserva la pulpa y la piel.
  2. En una sartén calentar el aceite y sofreír la cebolla y el ajo hasta que estén tiernos. Agrega la carne molida y sazona con sal y pimienta. Cocine hasta que esté dorado, revolviendo ocasionalmente para aflojar la carne.
  3. Pica la pulpa de berenjena reservada y agrégala a la sartén. Mezclar bien y cocinar unos minutos más, hasta que esté suave.
  4. En una fuente para horno engrasada, coloque las pieles de berenjena con el lado cortado hacia arriba. Rellena cada uno con la mezcla de carne y pulpa. Cubrir con salsa de tomate y espolvorear el queso rallado por encima.
  5. Hornea en horno precalentado a 180°C durante unos 20 minutos, o hasta que el queso se derrita y se dore.
  6. Retirar del horno y decorar con perejil picado. Sirva inmediatamente o guárdelo en el refrigerador hasta por dos días.

Esta receta es una gran opción para un almuerzo o cena especial, que dejará a todos con la boca agua. Puedes acompañarlo con una ensalada verde, arroz blanco o un panecillo crujiente. ¡Pruébalo y compártelo con tus amigos!

Ensalada Fresca y Colorida:

Ensalada compuesta de lechuga, tomate, zanahoria, pepino, maíz y aceitunas, aderezada con un aderezo de aceite de oliva, vinagre, sal y pimienta negra. Esta opción ofrece frescura y un excelente contraste con el sabor gratinado de la berenjena.

Arroz:

Ya sea blanco, integral o aromatizado con hierbas, verduras o frutos secos, el arroz es un gran acompañamiento para equilibrar el sabor de la berenjena. Su textura y neutralidad complementan el plato principal.

Carne:

El pollo asado, la carne molida estofada, el bistec a la parrilla o el pescado hervido son opciones que ofrecen una dimensión proteica al plato. Elegir una carne menos grasa y condimentada puede mejorar el maridaje, evitando sobrecargar el paladar.

Risotto de hongos:

Un cremoso y sabroso risotto de champiñones ofrece un increíble contraste y sofisticación para acompañar la berenjena. Los champiñones complementan el sabor y la textura del plato principal.

Puré de Papa o Yuca:

Un puré suave y cremoso puede ser una opción deliciosa y reconfortante junto con las berenjenas rellenas. La suavidad del puré contrasta bien con la textura gratinada de la berenjena.

Verduras asadas:

Los calabacines, los pimientos, las cebollas y los tomates asados ​​al horno son excelentes complementos para las berenjenas rellenas. Ofrecen ricos sabores y un toque dulce al plato.

Estas guarniciones son versátiles y ofrecen una variedad de sabores y texturas que combinan perfectamente con las berenjenas rellenas y el queso gratinado, brindando una experiencia gastronómica completa. ¡Buen provecho y hasta la próxima receta!


También te puede interesar:

Visitas: 4

Deja un comentario