Carne Molida con Papas: Combinación perfecta para tu gusto

Pocos platos pueden superar la deliciosa combinación de carne molida y patatas. Este plato sencillo pero reconfortante es una verdadera celebración de sabores y texturas que calientan el corazón y satisfacen el paladar. Ya sea para una comida familiar o un almuerzo rápido entre semana, la carne molida con papas es una opción versátil y siempre bienvenida en la mesa. ¡Prepárate para aprender una receta clásica y deliciosa que conquistará todos tus sentidos!

Ingredientes:

  • 500 g de carne molida
  • 4 patatas medianas, peladas y cortadas en cubos
  • 1 cebolla picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 zanahoria mediana, rallada
  • 1 lata de tomates pelados (o salsa de tomate)
  • 1 cucharada de pasta de tomate
  • 1 hoja de laurel
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • Aceite de oliva
  • Chile verde picado para terminar

Cómo preparar carne molida con patatas:

  1. En una sartén grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio.
  2. Saltee la cebolla y el ajo hasta que estén dorados y aromáticos.
  3. Agregue la carne molida a la sartén y cocine hasta que esté dorada y bien cocida.
  4. Agrega la zanahoria rallada a la carne molida y sofríe unos minutos más.
  5. Agrega los tomates pelados (o salsa de tomate), la pasta de tomate y la hoja de laurel a la sartén. Mezclar bien.
  6. Sazone con sal y pimienta negra al gusto y deje que la carne molida se cocine a fuego lento durante unos 15 minutos, revolviendo ocasionalmente.
  7. Mientras tanto, en una cacerola aparte, cocine las patatas en agua hirviendo con sal hasta que estén tiernas.
  8. Escurrir las patatas y reservar.
  9. Cuando la carne molida esté lista, agrega las papas cocidas a la sartén y mezcla suavemente.
  10. Cocine unos minutos más, solo para calentar las patatas.
  11. Retire la hoja de laurel y sirva la carne picada con patatas calientes, espolvoreada con guindilla verde picada.

La carne molida con patatas es uno de esos platos reconfortantes que nos hacen sentir como en casa. Con su combinación sencilla, pero llena de sabor, es una opción perfecta para cualquier ocasión. Además, esta receta es versátil y permite adaptaciones dependiendo de los ingredientes que tengas a mano. Pruebe servirlo con arroz blanco o una ensalada fresca para una comida completa y equilibrada. ¡Estoy segura que a todos les encantará esta delicia casera!


También te puede interesar:

Visitas: 15

Deja un comentario