Chicharrones secos y crujientes: acompañamiento irresistible

El torresmo es uno de los snacks más queridos de la cocina brasileña. La combinación de la carne de cerdo con la piel crujiente y la grasa derretida hace que este manjar sea imposible de resistir. Si quieres aprender a preparar chicharrones secos y crujientes en casa, estás en el lugar indicado. Con ingredientes sencillos y algunos consejos útiles, podrás crear una guarnición irresistible para tus comidas.

Ingredientes para chicharrones secos y crujientes:

  • 500 g de panceta de cerdo cortada en trozos pequeños
  • 1 cucharada de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • 1/2 cucharadita de pimentón (opcional, para darle un toque de sabor)
  • Aceite vegetal para freír

Instrucciones para el chicharrón de cerdo seco y crujiente:

  1. Preparación inicial: Antes de empezar a freír, es importante asegurarse de que la panceta esté bien seca. Use toallas de papel para absorber la humedad de la superficie de los trozos de carne.
  2. Sazone el chicharrón: En un bol, sazona los trozos de panceta de cerdo con sal, pimienta negra y, si lo deseas, pimentón. Asegúrate de que todas las piezas queden bien cubiertas con los condimentos.
  3. Calentar el aceite: En una sartén honda, agrega suficiente aceite vegetal para cubrir los trozos de panceta de cerdo. Calienta el aceite a fuego medio-alto hasta que alcance los 180°C. Puedes comprobar la temperatura con un termómetro culinario.
  4. Freír los chicharrones: Una vez que el aceite esté caliente, agrega los trozos de panceta de cerdo poco a poco, con cuidado de no abarrotar la sartén. Esto permite que los chicharrones queden crujientes de manera uniforme. Freír hasta que estén dorados y crujientes, revolviendo de vez en cuando.
  5. Retirar y escurrir: Cuando los chicharrones estén listos, utiliza una espumadera para sacarlos de la sartén y colocarlos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  6. Servir y disfrutar: ¡Tus chicharrones secos y crujientes están listos para disfrutar! Sirva como refrigerio, guarnición o incluso como guarnición en una barbacoa.

Consejos adicionales:

  • Controlar la temperatura del aceite: Mantener una temperatura constante del aceite es esencial para un crujido exitoso. Evite freír en aceite muy caliente, ya que esto podría quemar el exterior antes de que la grasa interna se derrita por completo.
  • Cortar en trozos uniformes: Asegúrese de que los trozos de panceta de cerdo tengan un tamaño similar para asegurarse de que se frían uniformemente.
  • Papel absorbente: Después de freír los chicharrones, colocarlos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Esto ayudará a que quede aún más crujiente.

El chicharrón seco y crujiente es una auténtica delicia que se puede disfrutar en varias ocasiones. Ya sea como acompañamiento de una feijoada, una cerveza fría en un bar o incluso como snack casero, esta receta es una deliciosa forma de disfrutar la carne de cerdo. Prueba a hacer tus chicharrones en casa y sorpréndete con el irresistible sabor de este manjar brasileño.


También te puede interesar:

Visitas: 27

Deja un comentario