Colas de Langosta con Panko: Una excelente opción para disfrutar y saborear

¡Hola queridos lectores del blog Receta Delícia! Hoy compartiremos contigo una deliciosa receta de colas de langosta con Panko, que es un pan rallado japonés que le da un toque extra crujiente al plato. Esta receta es fácil de hacer e impresionará a tus invitados en cualquier ocasión especial. Vayamos a la receta:

  • 4 colas de langosta, descongeladas y cortadas por la mitad a lo largo
  • 4 cucharadas de mantequilla derretida
  • 2 dientes de ajo, picados
  • Sal y pimienta para probar
  • 1 taza de Panko
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • 1/4 taza de queso parmesano rallado

Precalienta el horno a 200°C y engrasa una bandeja para hornear grande.

Coloque las colas de langosta en la bandeja para hornear, con la carne hacia arriba y unte con la mitad de la mantequilla derretida. Sazone con sal y pimienta al gusto.

En un tazón pequeño, combine el Panko, el perejil, la ralladura de limón y el queso parmesano. Extiende esta mezcla sobre las colas de langosta, presionando ligeramente para que se adhiera.

Hornea de 15 a 20 minutos, o hasta que la carne esté opaca y el Panko dorado.

Sirva las colas de langosta con el resto de la mantequilla derretida y las rodajas de limón. ¡Disfrutar!


Las colas de langosta panko son una gran opción para una comida sofisticada y deliciosa. ¿Pero qué acompañar con este plato tan especial? Aquí hay algunas sugerencias de guarniciones que realzarán el sabor de la langosta y dejarán impresionados a sus invitados.

Arroz de coco:

El arroz con coco es una guarnición ligera y aromática que combina bien con el dulce sabor de la langosta. Puedes preparar arroz con coco cocinando arroz blanco con leche de coco, agua, sal y azúcar. Una vez listo, espolvorea coco rallado tostado por encima para darle un toque crujiente.

Ensalada de rúcula con mango y queso feta:

Una ensalada fresca y colorida siempre es una buena opción para acompañar platos más contundentes. La rúcula tiene un sabor ligeramente picante que contrasta con el mango dulce y el queso feta salado. Para condimentar, simplemente mezcle aceite de oliva, vinagre balsámico, sal y pimienta negra.

Patatas asadas al romero:

Las patatas asadas son un clásico que nunca pasa de moda. Quedan crujientes por fuera y suaves por dentro, y el romero les aporta un aroma delicioso. Para hacer las patatas asadas, córtalas en trozos medianos y colócalas en una bandeja para horno. Rocíe con aceite de oliva, espolvoree, sal, pimienta negra y romero fresco picado. Hornear en horno precalentado a 200°C durante unos 40 minutos, dándoles la vuelta a la mitad del tiempo.

Espárragos a la plancha con mantequilla de limón:

Los espárragos a la plancha son una guarnición sencilla pero elegante que realza el sabor de la langosta. Puedes asar los espárragos en una sartén o en la barbacoa hasta que estén tiernos y ligeramente carbonizados. Para hacer la mantequilla de limón, derrita la mantequilla en una cacerola pequeña y agregue el jugo de limón, la ralladura de limón, la sal y la pimienta negra. Rocíe los espárragos con la mantequilla de limón al servir.

Estas fueron algunas sugerencias, pero siéntete libre de probar otros acompañamientos.

¡Hasta la próxima receta!


También te puede interesar:

Visitas: dos

Deja un comentario