Crema de Pollo: Descubre el secreto de la Cremosidad

Para los días en los que buscamos una comida nutritiva y sabrosa, la Crema de Pollo es la elección perfecta. Esta sopa cremosa y reconfortante es una auténtica explosión de sabores, combinando la suculencia del pollo con la cremosidad del caldo y las verduras. Además, es una opción versátil, que puede servirse como entrante en una cena especial o como plato principal en una comida familiar. Prepárate para calentarte con un plato de esta deliciosa Crema de Pollo, ¡descubre el secreto de la Cremosidad de esta receta!

Ingredientes para Crema de Pollo:

  • 2 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel, cortadas en cubos
  • 1 cebolla mediana picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 2 zanahorias medianas cortadas en rodajas finas
  • 2 tallos de apio picados
  • 4 tazas de caldo de pollo
  • 1 taza de crema
  • 1/4 taza de harina de trigo
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • Perejil fresco picado para decorar

Cómo preparar Crema de Pollo:

  1. En una sartén grande, calienta un poco de aceite a fuego medio-alto. Agrega los cubos de pollo y sazona con sal y pimienta negra. Saltee hasta que el pollo esté dorado por todos lados. Retire el pollo de la sartén y reserve.
  2. En la misma sartén, añade un poco más de aceite si es necesario y sofríe la cebolla, el ajo, la zanahoria y el apio hasta que estén tiernos, unos 5 minutos.
  3. Regrese el pollo a la sartén y agregue el caldo de pollo. Llevar a ebullición y luego reducir el fuego. Cocine durante unos 15 a 20 minutos, o hasta que el pollo esté bien cocido y las verduras tiernas.
  4. En un tazón pequeño, mezcle la crema y la harina hasta que quede suave. Agrega esta mezcla a la sartén, revolviendo constantemente, y cocina por unos minutos más, hasta que el caldo espese un poco.
  5. Retire la sartén del fuego y ajuste la sazón con sal y pimienta si es necesario.
  6. Sirve la Crema de Pollo caliente, adornada con perejil fresco picado.

La Crema de Pollo es una opción reconfortante y deliciosa para los días más fríos o cuando necesitas un poco de consuelo. Esta receta es fácil de preparar y se puede adaptar fácilmente a sus preferencias personales. Intente agregar otras verduras, como patatas o guisantes, para obtener una versión aún más nutritiva. De cualquier manera, esta sopa cremosa y sabrosa seguramente calentará tu cuerpo y alma. ¡Disfruta cada cucharada y comparte esta receta con tus amigos y familiares!

Inspiración: fernandaletchagas


También te puede interesar:

Visitas: 5

Deja un comentario