Frijoles Negros en Olla a Presión: Sencillos, Deliciosos y Prácticos

Si hay un plato que representa la esencia de la cocina brasileña son los frijoles negros. Sabroso, versátil y nutritivo, este clásico complace a todos los paladares. Prepararlo en la olla a presión es un verdadero atajo hacia la practicidad sin comprometer el sabor. Con solo unos pocos ingredientes y unos sencillos pasos, tendrás frijoles cremosos y reconfortantes listos en poco tiempo.

Ingredientes:

  • 500 g de frijoles negros
  • Agua para cubrir los frijoles (aproximadamente 1,5 litros)
  • 1 cebolla mediana, picada
  • 4 dientes de ajo, picados
  • 2 hojas de laurel
  • Sal a gusto

Modo de preparo:

  1. Comienza lavando los frijoles con agua corriente y eliminando las impurezas.
  2. En una olla a presión coloca los frijoles lavados.
  3. Agrega suficiente agua para cubrir los frijoles (aproximadamente 1,5 litros).
  4. Añade la cebolla, el ajo, las hojas de laurel y una pizca de sal.
  5. Cierra la olla a presión y colócala a fuego alto.
  6. Cuando la sartén comience a chisporrotear, reduzca el fuego a medio-bajo y cocine durante unos 25 a 30 minutos.
  7. Pasado este tiempo, apaga el fuego y espera a que la presión se suelte de forma natural.
  8. Abre la cacerola, comprueba si los frijoles están blandos. Si es necesario, cocina unos minutos más sin presión hasta alcanzar la consistencia deseada.
  9. Terminar ajustando la sal al gusto.

Estos frijoles negros en olla a presión son la combinación perfecta entre practicidad y sabor. Ya sea como guarnición o como plato principal, es una base versátil para diversas recetas. Intente servirlo con arroz blanco, repollo estofado y una generosa porción de farofa para una comida típicamente brasileña. ¡Ah, y no os olvidéis de la pimienta para los que os guste un toque picante!

Esta sencilla receta transforma los frijoles negros en una experiencia gastronómica auténticamente brasileña, lista para enriquecer tus comidas con un sabor inconfundible.

Los frijoles negros en olla a presión son un plato típico de la cocina brasileña, que se puede servir como guarnición o como plato principal. ¿Pero sabes cuáles son los mejores acompañamientos para los frijoles negros en la olla a presión? En este post te daremos algunas sugerencias de cómo combinar este delicioso platillo con otros ingredientes y sabores.

Los frijoles negros en olla a presión son un plato típico de la cocina brasileña, que se puede servir como guarnición o como plato principal. Pero, ¿alguna vez te has preguntado cuáles son los mejores acompañamientos para los frijoles negros en la olla a presión? Te daremos algunas sugerencias de cómo combinar este delicioso platillo con otros ingredientes y sabores.

Primero tenemos arroz blanco:

El arroz blanco es el acompañamiento clásico de los frijoles negros en la olla a presión, formando un binomio perfecto de carbohidratos y proteínas. Puedes preparar arroz blanco en la propia olla a presión, usando la misma agua que se usó para cocer los frijoles, o en una sartén aparte, condimentando con ajo, cebolla y sal al gusto.

A continuación tenemos la farofa:

La farofa es un acompañamiento imprescindible para quienes disfrutan de unos sabrosos frijoles negros preparados en la olla a presión. Se elabora con harina de yuca o maíz, tostada en mantequilla o aceite, y se puede enriquecer con variedad de ingredientes, como tocino, salchichas, huevos, zanahorias, plátanos y mucho más. Esta adición no sólo añade una textura crujiente al plato, sino que también complementa los frijoles, absorbiendo su caldo e intensificando aún más su sabor.

Otra opción es el repollo estofado:

La col rizada estofada es una guarnición verde y saludable para los frijoles negros en la olla a presión. La col rizada es rica en fibra, vitaminas y minerales y ayuda con la digestión de los frijoles. Para preparar la col salteada simplemente lava bien las hojas, córtalas en tiras finas y sofríelas en una sartén con ajo picado, aceite de oliva y sal. Puedes añadir un poco de vinagre o limón para aportar más sabor y acidez al plato.

Para los que prefieren algo más sustancioso, tenemos cecina desmenuzada:

La carne seca desmenuzada es una guarnición que aporta más proteínas y sabor a los frijoles negros en la olla a presión. La cecina de res es carne de res salada y deshidratada, que debe ser desalada antes de su uso. Para ello, simplemente deja la carne en remojo en agua durante unas horas, cambiando el agua unas cuantas veces. Luego, cocina la carne en la olla a presión hasta que esté tierna y desmenúzala con un tenedor. Saltear la carne deshebrada en una sartén con cebolla, ajo, chiles verdes y pimienta al gusto.

Por último, pero no menos importante, tenemos los gajos de naranja:

Los gajos de naranja son un acompañamiento que aporta frescura y dulzor a los frijoles negros en la olla a presión. La naranja es una fruta cítrica que combina bien con el sabor salado de los frijoles y la cecina, además de aportar vitamina C y antioxidantes. Para servir la naranja en gajos, simplemente pela la fruta y córtala en trozos pequeños, quitándole las semillas. Puedes espolvorear un poco de azúcar o canela sobre los gajos para realzar el sabor.

Prueba estas guarniciones según tu preferencia y hasta la próxima receta, ¡disfrútalas!


También te puede interesar:

Visitas: 6

Deja un comentario