Galleta Areias de Cascais: perfecta como guarnición

Las Galletas Areias de Cascais son una auténtica joya de la repostería portuguesa, conocidas por su delicada textura y su irresistible sabor. Originarias de la encantadora ciudad de Cascais, estas galletas han conquistado paladares de todo el mundo por su sencillez y su delicioso aroma a mantequilla. Elaboradas con ingredientes básicos y un toque especial de azúcar glass, estas galletas son perfectas para acompañar una taza de té o café en momentos de puro placer. ¿Aprendamos a preparar este manjar que se deshace en la boca?

Ingredientes:

  • 200 g de harina de trigo
  • 100 g de azúcar en polvo
  • 100 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • Azúcar glas extra para espolvorear

Instrucciones para las Galletas Areias de Cascais:

  1. Precalienta el horno a 180°C y forra una bandeja para horno con papel de horno.
  2. En un tazón grande, mezcle la harina, el azúcar glass y el polvo para hornear.
  3. Agrega la mantequilla a temperatura ambiente a la mezcla seca y amasa con las manos hasta que tenga una textura de miga gruesa.
  4. Agrega el huevo a la mezcla y continúa amasando hasta que la masa quede homogénea y fácil de moldear.
  5. Tomar pequeñas porciones de masa y formar bolitas del tamaño de una nuez.
  6. Coloque las bolas de masa en la bandeja para hornear preparada, dejando espacio entre ellas.
  7. Con un tenedor ligeramente mojado en agua, presione ligeramente cada bola para aplanarla ligeramente y crear una marca decorativa.
  8. Coloca en el horno precalentado y hornea las galletas durante 12-15 minutos, o hasta que estén ligeramente doradas en los bordes.
  9. Retire las galletas del horno y déjelas enfriar completamente sobre una rejilla para enfriar.
  10. Una vez frías, espolvorea las galletas con más azúcar en polvo.

Las Galletas Areias de Cascais son una auténtica tentación para los amantes del dulce. Con su textura delicada que se derrite en la boca y su sabor ligeramente dulce, estas galletas son perfectas para acompañar una pausa para el té o el café. Además, son muy fáciles de hacer, lo que los convierte en una excelente opción para preparar en casa y compartir con familiares y amigos. Prueba esta receta y déjate encantar por el encanto de las Galletas Areias de Cascais: ¡una verdadera delicia portuguesa que conquistará tu corazón!


También te puede interesar:

Visitas: 13

Deja un comentario