Galletas de lluvia: sabor en forma de receta

El bolinho de lluvia es un dulce típico de la cocina brasileña, que consiste en pequeñas bolitas fritas de masa a base de harina de trigo, leche, huevos y levadura, espolvoreadas con azúcar y canela. Es una receta sencilla, pero muy rica y perfecta para acompañar un café o té en los días fríos o lluviosos.

Esta receta clásica es una invitación a revivir momentos dulces y especiales, llenos de aromas familiares que atraviesan generaciones. Con ingredientes simples y pasos sencillos, prepárate para un viaje a la nostalgia mientras saboreas estas delicias. Para hacer las galletas de lluvia, necesitarás los siguientes pasos.

  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1 taza de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cucharada de polvo para hornear
  • 1 pizca de sal
  • 1 taza de leche
  • Aceite para freír
  • Azúcar y canela para espolvorear

1-En un bol mezclar la harina, el azúcar, los huevos, la levadura, la sal y la leche hasta obtener una masa homogénea.

2-En una sartén, calienta el aceite a fuego medio.

3-Con dos cucharas, forma pequeñas porciones de masa y sumérgelas en el aceite caliente hasta que se doren uniformemente.

4-Retirar las empanadillas con una espumadera y escurrirlas sobre papel absorbente.

5-En un plato, mezcla el azúcar y la canela y sumerge los hot cakes en esta mezcla para cubrirlos.

Los pasteles de lluvia son más que una simple receta, son una invitación a compartir momentos especiales. Esta receta, además de sabrosa, es una puerta abierta a recuerdos cariñosos y momentos de unión. Sírvelos con un café recién hecho y déjate envolver por esa dulce sensación de confort.

Pruébalo y comparte tu opinión en los comentarios. ¡Buen provecho!

¿Qué tal mejorar tu experiencia de sabor? Desde un delicioso capuchino cremoso hasta un té caliente, las posibilidades son infinitas. Saborearlo con tu bebida favorita hará que este momento sea increíble.


También te puede interesar:

Deja un comentario