Lasaña de pollo: receta irresistible y suculenta

Cuando se trata de comida reconfortante, pocos platos son tan reconfortantes y saciantes como una buena lasaña. Y cuando combinamos la suculencia del pollo con la cremosidad del queso y el llamativo sabor de la salsa de tomate, el resultado es una Lasaña de Pollo que conquista paladares y calienta corazones. Esta receta es una auténtica explosión de sabores y texturas, perfecta para reunir a la familia alrededor de la mesa y crear momentos inolvidables. ¿Aprendamos a preparar esta maravilla?

Ingredientes:

  • 500 g de pechuga de pollo cocida y desmenuzada
  • 500 g de pasta para lasaña precocida
  • 2 tazas de salsa de tomate
  • 2 tazas de queso mozzarella rallado
  • 1 taza de queso parmesano rallado
  • 1 cebolla picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • Orégano al gusto
  • Hojas de albahaca fresca para decorar.

Modo de preparo:

  1. En una sartén calentar el aceite y sofreír la cebolla y el ajo hasta que estén dorados.
  2. Agrega el pollo desmenuzado a la sartén y sazona con sal, pimienta negra y orégano al gusto. Saltee durante unos minutos hasta que el pollo esté bien incorporado con los condimentos.
  3. Precalienta el horno a 180°C.
  4. En una fuente grande para horno, extienda una fina capa de salsa de tomate en el fondo.
  5. Coloca una capa de fideos para lasaña sobre la salsa de tomate.
  6. Extiende una capa de pollo salteado sobre la masa.
  7. Cubre el pollo con una capa de queso mozzarella rallado.
  8. Repite las capas de pasta, pollo y queso hasta llenar el refractario, finalizando con una capa de queso mozzarella encima.
  9. Espolvorea queso parmesano rallado sobre la última capa de queso mozzarella.
  10. Cubre el refractario con papel aluminio y hornea por 30 minutos aproximadamente.
  11. Retire el papel de aluminio y hornee por otros 10 a 15 minutos, o hasta que el queso esté completamente derretido y dorado.
  12. Retirar del horno, dejar reposar unos minutos, decorar con hojas de albahaca fresca y servir.

Lasaña de pollo es un auténtico clásico culinario que conquista paladares de todas las edades. Con su combinación de sabores intensos y texturas reconfortantes, esta receta es perfecta para servir en ocasiones especiales o simplemente para disfrutar de una reconfortante cena familiar. Prueba a preparar esta delicia en tu propia cocina y déjate envolver por los aromas y sabores que sólo una buena lasaña puede ofrecer. Definitivamente se convertirá en una de tus recetas favoritas para compartir con tus seres queridos. ¡Buen provecho!

Pasta Bowtie con Pollo y Brócoli: Una delicia rápida y fácil de hacer

Pasta con Albóndigas: Además de riquísima, práctica y fácil

Lasaña con Patatas: Un acierto y un sabor sorprendente


También te puede interesar:

Visitas: 4

Deja un comentario