leche de maní

¡Hola gente! Hoy os traigo una increíble receta de leche de maní que os sorprenderá por su suave sabor y textura cremosa. ¿La mejor parte? ¡No tiene un olor fuerte a maní! ¿Vamos allá?

Ingredientes:

  • 100 g de maní (sin tostar)
  • 1 litro de agua hirviendo
  • Voal (tela de cortina) para colar

Modo de preparación:

  • Dejar los cacahuetes en remojo:
    Coloca los 100 g de maní en un recipiente y cubre con agua. Dejar la salsa durante al menos 12 horas (preferiblemente 24 horas).
    Pasado el periodo de remojo, retira la cáscara del maní, se desprenderá fácilmente.
    Reserva los cacahuetes pelados.
    Mientras retira los conos, ponga a hervir 1 litro de agua.
  • Prepara una mezcla:
    Coloca los cacahuetes pelados en una licuadora. Agrega la mitad del agua hirviendo. Batir durante aproximadamente 1-2 minutos. Agrega el resto del agua y vuelve a batir asegurando una mezcla homogénea.
    Utilice un voile (tela para cortinas) o un colador para colar. Colocar en un vaso, esperar a enfriar y guardar en el frigorífico hasta por 5 días.
Consejo del chef:

Ahora que tienes tu fresca y deliciosa leche de maní, aprovecha sus múltiples beneficios. Aquí hay algunas sugerencias:

  • Latte de maní:
    Reemplaza la leche tradicional por esta versión de maní en tu desayuno. ¡La combinación de sabores te conquistará!
  • Batido energético:
    Licue leche de maní con fruta congelada y un poco de miel para obtener un batido nutritivo y lleno de energía.

Variar la intensidad del sabor: Si prefiere un sabor a maní más fuerte, intente usar maní tostado o mantequilla de maní en lugar de maní natural.

Uso en recetas: Sustituye la leche tradicional por esta leche de maní en tus recetas favoritas.
¡Aprovecha al máximo tu Leche de Maní!

¿Quieres acceder a un curso completo y profundizar tus conocimientos con varias recetas deliciosas sin gluten y sin lactosa? HAGA CLIC AQUÍ

Deja un comentario