Pasta boloñesa: un clásico italiano

La pasta boloñesa, también conocida como espaguetis a la boloñesa, es uno de los platos más queridos de la cocina italiana y una elección segura para esos días en los que apetece una comida reconfortante y sabrosa. La combinación de pasta al dente con una rica y sabrosa salsa a base de carne es simplemente irresistible. En este artículo compartiremos contigo una receta clásica de pasta boloñesa, junto con sus ingredientes, para que puedas preparar esta deliciosa delicia en tu propia cocina.

Ingredientes:

  • 300 g de pasta (elige tu tipo favorito, como espaguetis, tallarines o penne)
  • 250 g de carne molida (puede ser ternera, cerdo o una mezcla de ambas)
  • 1 cebolla mediana, picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 zanahoria, picada
  • 1 tallo de apio, picado
  • 1 lata (400 g) de tomates pelados
  • 2 cucharadas de pasta de tomate
  • 1/2 taza de vino tinto seco (opcional)
  • 1/2 taza de leche
  • 1 hoja de laurel
  • 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 1/2 cucharadita de albahaca seca
  • Sal y pimienta para probar
  • Aceite de oliva
  • Queso parmesano rallado para servir
  • Hojas de albahaca fresca para decorar (opcional)

Instrucciones para la pasta boloñesa:

  1. En una sartén grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio. Agrega la cebolla picada, el ajo, la zanahoria y el apio. Saltear hasta que estén suaves y la cebolla traslúcida.
  2. Agrega la carne molida a la sartén y cocina, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté completamente dorada y ya no queden manchas rosadas.
  3. Vierta el vino tinto (si lo usa) en la sartén y déjelo hervir durante unos minutos para que el alcohol se evapore.
  4. Agrega los tomates pelados, la pasta de tomate, la leche, la hoja de laurel, el orégano y la albahaca seca a la sartén. Mezclar bien.
  5. Sazone la salsa con sal y pimienta al gusto. Reduce el fuego a medio-bajo, tapa la cacerola y deja que la salsa hierva a fuego lento durante al menos 1 hora, revolviendo ocasionalmente para evitar que se pegue al fondo.
  6. Mientras se cocina la salsa, cocine la pasta en agua con sal según las instrucciones del paquete hasta que esté al dente. Escurrir y reservar.
  7. Cuando la salsa boloñesa esté lista retiramos la hoja de laurel.
  8. Sirve la pasta cocida en platos individuales y cubre con la salsa boloñesa.
  9. Espolvoree queso parmesano rallado encima y decore con hojas de albahaca fresca, si lo desea.

Esta pasta boloñesa es una explosión de sabores que combina a la perfección la suculenta textura de la carne molida con el rico sabor de la salsa de tomate y hierbas. Es una comida reconfortante que agradará a todos, desde niños hasta adultos. Sírvelo con un buen vino tinto y pan italiano recién hecho para vivir una experiencia italiana completa. ¡Buen provecho!


Quizás te gusten otras recetas:

Visitas: 5

Deja un comentario