Pastel de chocolate: una delicia que se deshace en la boca

El pastel de chocolate es una de las recetas de pasteles más queridas del mundo, y con razón. Su irresistible combinación de textura esponjosa y rico sabor a chocolate lo convierte en una opción perfecta para cualquier ocasión.

Hoy compartiremos contigo una receta clásica de pastel de chocolate que es sencilla de hacer y absolutamente deliciosa. ¡Prepárate para enamorarte de este dulce placer!

  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1 3/4 tazas de azúcar
  • 3/4 taza de cacao en polvo
  • 1 1/2 cucharadita de polvo para hornear
  • 1 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 huevos
  • 1 taza de leche
  • 1/2 taza de aceite vegetal
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 1 taza de agua hirviendo
  • 1 taza de chocolate semidulce picado (opcional, para cubrir)
  • Azúcar glas (opcional, para espolvorear)

Preparación inicial e ingredientes secos

Precalienta el horno a 180°C y engrasa un molde para pastel redondo de 23 cm con mantequilla y harina.

En un bol grande, tamiza la harina, el cacao en polvo, el polvo para hornear, el bicarbonato de sodio y la sal. Mezclar bien los ingredientes secos y reservar.

Mezclar ingredientes líquidos

En otro bol batir los huevos hasta que estén bien mezclados. Agrega el azúcar, la leche, el aceite vegetal y la esencia de vainilla. Mezclar hasta que todos los ingredientes estén combinados.

Combinando ingredientes secos y líquidos

Agrega los ingredientes secos a la mezcla líquida y revuelve hasta obtener una masa homogénea.

Agrega una taza de agua hirviendo a la masa y mezcla bien. La masa quedará líquida, pero esto es lo que garantizará la humedad del bizcocho.

Proceso de cocción

Vierta la masa en el molde preparado y hornee en el horno precalentado durante 30 a 35 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el centro del pastel, éste salga limpio.

Saca el bizcocho del horno y déjalo enfriar en el molde durante 10 minutos. Luego transfiéralo a una rejilla para enfriar por completo.

Cobertura y toque final

Si lo prefieres, prepara una cobertura de chocolate derretido: calienta el chocolate semidulce troceado al baño María o en el microondas hasta que se derrita por completo. Extiéndelo sobre el bizcocho enfriado.

Espolvorea azúcar en polvo sobre la parte superior del glaseado de chocolate para darle un toque decorativo.

Este pastel de chocolate es un verdadero placer para los amantes del cacao. La textura esponjosa y la cobertura de chocolate amargo se combinan para crear un postre irresistible. Sírvelo en cumpleaños, celebraciones o simplemente para satisfacer ese antojo de chocolate. Cada bocado es una explosión de sabor que te dejará con ganas de más. Así que no dudes en probar esta receta y disfrutar de un pedacito de felicidad en cada bocado. ¡Buen provecho!


También te puede interesar:

Visitas: 11

Deja un comentario