Pollo KFC: Crujiente por fuera y jugoso por dentro

Si eres fanático del famoso pollo frito de KFC y siempre has querido replicar esta delicia en casa, ¡estás en el lugar correcto! Esta receta de Pollo KFC te enseñará todos los secretos para preparar pollo crujiente por fuera y jugoso por dentro, con ese sabor irresistible que ya conoces y amas. Con ingredientes simples y una sencilla guía paso a paso, podrás disfrutar de tu pollo frito favorito cuando quieras. ¡Prepárate para disfrutar de esta versión casera que te hará olvidarte del delivery!

Ingredientes:

  • 1 kg de trozos de pollo (muslos, muslos, alitas, etc.)
  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de albahaca seca
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1 cucharadita de salvia seca
  • 1 cucharadita de romero seco
  • 2 huevos
  • 1 taza de leche
  • Aceite para freír

Modo de preparo:

  1. En un bol grande, mezcla la harina de trigo con todas las especias y condimentos.
  2. En otro bol batir los huevos con la leche hasta que quede suave.
  3. Drene los trozos de pollo en la mezcla de harina sazonada, luego en la mezcla de huevo y leche, y nuevamente en la mezcla de harina, presionando para asegurarse de que queden bien cubiertos.
  4. Calienta el aceite en una sartén grande o sartén honda hasta que alcance una temperatura de 180°C.
  5. Freír los trozos de pollo en tandas, procurando que no queden demasiado juntos en la sartén, para que se frían uniformemente.
  6. Freír durante unos 12 a 15 minutos, volteando ocasionalmente, hasta que el pollo esté dorado y bien cocido.
  7. Retire los trozos de pollo de la sartén y colóquelos sobre toallas de papel para escurrir el exceso de aceite.
  8. ¡Sirve caliente y disfruta de tu pollo KFC!

Esta receta de Pollo KFC te brindará una experiencia gastronómica tan buena como la de la famosa cadena de comida rápida, pero con la ventaja de ser hecha en casa, con ingredientes frescos y sin conservantes. El secreto está en la combinación perfecta de condimentos y la técnica de empanizar y freír el pollo. Prueba a preparar este manjar en tu propia cocina y sorpréndete con los resultados. ¡Disfruta del sabor crujiente e irresistible de este pollo frito casero y compártelo con amigos y familiares en un delicioso momento de relajación y placer!

Inspiración: malureceitas


También te puede interesar:

Visitas: 11

Deja un comentario