Pudín de maíz verde: solo requiere unos pocos ingredientes simples

El pudín de maíz verde es un postre delicioso y fácil de preparar que solo requiere de unos sencillos ingredientes y una licuadora. Es una excelente opción utilizar maíz fresco de temporada o incluso maíz enlatado. Mira cómo preparar esta receta que complacerá a toda la familia.

  • 1 lata de leche condensada
  • 1 lata de maíz verde escurrido o 2 mazorcas de maíz sin cáscara
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 taza de té con leche
  • Azúcar y agua para caramelizar el molde

En una sartén calienta el azúcar y el agua a fuego medio, revolviendo hasta que se disuelva. Dejamos hervir hasta que se forme un almíbar dorado, sin remover más. Vierte el almíbar en un molde para budín y extiéndelo por toda la superficie. Reservar.

En una licuadora bate la leche condensada, el maíz, los huevos, la mantequilla y la leche hasta que quede suave. Vierte la mezcla en el molde caramelizado y cubre con papel de aluminio.

Hornear en horno precalentado a 180°C, al baño María, durante unos 50 minutos o hasta que al insertar un palillo éste salga limpio.

Retirar del horno y dejar enfriar por completo. Refrigerar por al menos 4 horas antes de desmoldar.

Para desmoldar, pasa un cuchillo por los lados del molde y gíralo sobre un plato. Servir frío o a temperatura ambiente.

Rinde: 10 porciones

El budín de maíz verde es un postre delicioso y fácil de preparar que combina bien con cualquier ocasión. En este post te daremos algunas sugerencias sobre cómo servir tu pudín y dejar a tus invitados con la boca hecha agua.

Helado de crema:

El helado de crema es un clásico que combina bien con cualquier tipo de budín, pero especialmente con el de maíz, ya que crea un contraste entre lo frío y lo caliente, lo dulce y lo salado. Puedes colocar una bola de helado en cada rebanada de pudín o servir en un recipiente aparte.

Sirope de caramelo:

La salsa de caramelo es otra opción que nunca falla, ya que realza el sabor dulce del pudín y crea una textura cremosa y brillante. Puedes hacer tu propio almíbar en casa o comprarlo ya preparado. Simplemente viértalo sobre el pudín al servir o déjelo en una jarra para que todos puedan servirse.

Coco rallado:

El coco rallado es un ingrediente que combina muy bien con el maíz verde, ya que aporta un toque tropical y refrescante al postre. Puedes usar coco rallado fresco o seco, pero elige coco sin azúcar para que no tenga un sabor demasiado dulce. Espolvoréalo sobre el pudín después de desmoldarlo o déjalo en un bol para que cada uno pueda añadir tanto como quiera.

Frutas rojas:

Los frutos rojos son una gran opción para acompañar el budín de maíz verde, ya que aportan color, sabor y antioxidantes al postre. Puedes utilizar fresas, frambuesas, moras o arándanos, frescos o congelados. Puedes hacer un almíbar con las frutas y el azúcar o simplemente lavarlas y cortarlas en trozos pequeños. Colóquelo sobre el pudín o en un plato aparte.

Chantilly:

La crema batida es una crema ligera y aireada que le da un toque de sofisticación al pudín de maíz verde. Puedes hacer tu propia nata montada con nata fresca y azúcar o comprarla ya preparada. Coloca una cucharada sobre cada rebanada de pudín o sírvelo en un bol para que cada uno pueda servirse como prefiera.

¡Buen provecho y hasta la próxima receta!


También te puede interesar:

Visitas: 10

Deja un comentario