Rosbif: Un Clásico con Sabor Inigualable

La carne asada es una de las preparaciones culinarias más clásicas y reconfortantes. Cuando un trozo de carne de calidad se asa lentamente, se vuelve increíblemente tierno, jugoso y lleno de sabor.

Hoy compartiremos contigo una receta de rosbif sencilla, pero resultando en una explosión de sabores. Prepárate para impresionar a tus invitados o satisfacer a tu familia con este maravilloso platillo.

  • 1 trozo de carne (como solomillo, pechuga, grupa) de un peso aproximado de 1,5 kg
  • 4 dientes de ajo, picados
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de mostaza Dijon
  • 1 cucharada de sal gruesa
  • 1 cucharadita de pimienta negra recién molida
  • 1 cucharadita de romero seco (o 2 cucharadas de romero fresco picado)
  • 1 cucharadita de tomillo seco (o 2 cucharadas de tomillo fresco picado)
  • 2 cebollas cortadas en aros
  • 2 zanahorias cortadas en rodajas (opcional)
  • 2 patatas cortadas en gajos (opcional)
  • 1/2 taza de vino tinto seco (opcional)
  • 1/2 taza de caldo de res o agua

Preparando la marinada

Empiece por preparar la marinada. En un tazón pequeño, combine el ajo picado, el aceite de oliva, la mostaza de Dijon, la sal gruesa, la pimienta negra, el romero y el tomillo. Esto formará una pasta aromática.

Marinar la carne

Haz pequeños cortes en la carne con un cuchillo afilado para que la marinada penetre mejor. Luego frote la pasta sazonadora por toda la superficie de la carne. Tapa la carne y déjala reposar en el frigorífico al menos 30 minutos, pero si puedes, déjala marinar unas horas o toda la noche para obtener un sabor más intenso.

Precalentar el horno

Precalienta el horno a 180°C.

Armar la bandeja para hornear

En una fuente para horno, coloca las rodajas de cebolla en el fondo. Si lo deseas, agrega también rodajas de zanahoria y papa, creando un lecho de verduras. Coloque la carne marinada sobre la cama de verduras en la fuente para asar. Vierta el vino tinto (si lo usa) y el caldo o agua alrededor de la carne. Cubre la fuente para hornear con papel de aluminio.

Asar la carne

Ase la carne en el horno precalentado durante aproximadamente 1,5 a 2 horas, o hasta que esté cocida a su gusto. Utilice un termómetro para carnes para comprobar la temperatura interna (aproximadamente 60 °C para medio cocido, 70 °C para medio cocido y 75 °C para bien cocido).

Descansar y servir

Después de asar, retira la carne del horno y déjala reposar unos minutos antes de cortarla. Sirve la carne asada cortada en rodajas, acompañada de las verduras y la salsa que se formó en la sartén.

Esta receta de rosbif es una manera maravillosa de celebrar los sabores auténticos de la carne de res de calidad. La marinada condimentada garantiza que cada bocado esté lleno de sabor, mientras que la cocción lenta y cuidadosa hace que la carne sea increíblemente tierna y jugosa.

Sirve este platillo en ocasiones especiales o como reconfortante para la familia en cualquier día. Independientemente de la ocasión, la carne asada es una elección que siempre agrada y deja deliciosos recuerdos. ¡Buen provecho!


También te puede interesar:

Visitas: dos

Deja un comentario