Salsa Cheddar Casera: Cremosidad y Transformación en tu Mesa

La salsa cheddar es un clásico culinario, conocida por su cremosidad y su llamativo sabor. Versátil y fácil de preparar, es un complemento delicioso para muchos platos. Ya sea que se sirva con nachos, hamburguesas, papas fritas o vegetales, esta salsa casera agrega un toque especial a cualquier comida. ¿Nos sumergimos en esta increíble receta?

  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina de trigo
  • 1 taza de leche
  • 2 tazas de queso cheddar rallado
  • Sal y pimienta para probar
  • Opcional: pimentón, ajo en polvo u otras especias para darle un toque extra de sabor.

1-En un sartén a fuego medio, derrite la mantequilla.

2-Agrega la harina de trigo a la mantequilla derretida y revuelve continuamente durante aproximadamente un minuto, formando un roux.

3-Vierte lentamente la leche en la cacerola, revolviendo constantemente para evitar grumos.

4-Agrega el queso cheddar poco a poco, revolviendo hasta que se derrita por completo y se forme una salsa cremosa.

5-Sazone con sal, pimienta y otras especias, al gusto.

6-Cocina unos minutos más hasta que la salsa alcance la consistencia deseada.

Esta salsa cheddar casera es una manera fantástica de realzar el sabor de una variedad de platos. Su sencilla y rápida preparación lo convierte en una opción perfecta para sorprender a los invitados o simplemente para saborear un momento especial. Experimenta con diferentes variaciones de especias para personalizar aún más tu salsa. Disfruta cada cucharada de este irresistible sabor y añade un toque casero especial a tus platos.

¡Disfruta de esta receta y buen provecho!

El Dumpling de Yuca es una buena opción para tu salsa cheddar así como muchas otras opciones, mira otras delicias que combinan muy bien con esta deliciosa Salsa Cheddar Casera…


También te puede interesar:

Deja un comentario