Tarta de Jiló: ¡una delicia que sorprenderá a los paladares más exigentes!

¿Has probado alguna vez la tarta de jiló? Si eres de los que desprecia esta verdura amarga, debes saber que se puede transformar en un snack irresistible con esta sencilla y fácil receta. El cupcake de jiló es crujiente por fuera, tierno por dentro y tiene un sabor único que conquistará hasta a los más exigentes. Mira cómo hacerlo:

Ingredientes:

  • 4 jillos grandes
  • 2 huevos
  • 1 taza de harina de trigo
  • 1/4 taza de leche
  • 1 cucharada de polvo para hornear
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • Aceite para freír

Modo de preparo:

  • Lava bien los jilós y córtalos en dados pequeños. Colócalos en un bol y sazona con sal y pimienta negra.
  • En otro bol batir los huevos con un tenedor y mezclar con la harina, la leche y la levadura. Remueve bien hasta que se forme una masa homogénea y tersa.
  • Agrega los jilós picados a la masa y mezcla bien.
  • Calentar el aceite en una sartén y sofreír las bolas de masa a cucharadas, dándoles vuelta para que se doren uniformemente. Escurrir sobre papel toalla y servir frío o caliente.

La tarta de jiló es una estupenda opción para servir como entrante, guarnición o merienda. Puedes variar el condimento de la pasta, agregando hierbas, queso rallado u otros ingredientes de tu preferencia. La tarta de jiló también queda deliciosa con salsas como mayonesa, mostaza o ketchup. ¡Prueba esta receta y sorpréndete con el sabor del jiló!

El pastel de jiló es una receta típica de la cocina minera de Minas Gerais, y también puede acompañarse de otros platos para una comida completa. Te proponemos algunas guarniciones que combinan bien con la tarta de jiló y que harán que tu mesa sea más rica y variada.

Molino de pimienta:

Si te gusta un toque picante, la salsa de pimienta es el acompañamiento ideal para la tarta de jiló. Puedes utilizar cualquier pimiento de tu preferencia, como guindilla, dedo-de-moça o biquinho, y preparar una salsa casera con vinagre, ajo, sal y azúcar. La salsa de pimienta realza el sabor del jiló y aporta un interesante contraste entre lo amargo y lo picante.

Ensalada de tomate:

Otra forma de equilibrar el amargor del jiló es servir una ensalada de tomate fresco aderezada con aceite de oliva, vinagre, sal, pimienta negra y orégano. El tomate tiene un sabor ligeramente dulce y jugoso, que combina bien con la textura seca y crujiente del cupcake. Además, la ensalada de tomate es fuente de vitaminas, antioxidantes y fibra, buenos para la salud.

Arroz blanco:

Si quieres convertir la tarta de jiló en un plato principal, nada mejor que acompañarla con arroz blanco suelto y sabroso. El arroz es un cereal neutro, que no interfiere con el sabor del jiló, pero que ayuda a saciar el hambre y aportar energía. Puedes preparar arroz blanco de forma tradicional, con ajo, aceite y sal, o realzarlo con hierbas, verduras o queso.

Frijoles tropeiro:

Para los amantes de la cocina minas Gerais, los frijoles tropeiro son un acompañamiento perfecto para el pastel de jiló. Los frijoles tropeiro son un plato rico y nutritivo, que contiene frijoles cocidos, harina de yuca, tocino, salchichas, huevos, repollo y condimentos. Es un plato que remonta a la tradición de los tropeiros, quienes llevaban estos ingredientes en sus viajes por el interior de Brasil. Las alubias del tropeiro combinan con la tarta de jiló por la mezcla de sabores y texturas.

Limonada suiza fría:

Por último, si quieres servir la tarta de jiló como merienda para recibir a amigos o para relajarte el fin de semana, nada mejor que acompañarla con una Limonada Suiza helada. La limonada es una bebida refrescante y ligera, que armoniza con el sabor amargo del jiló y ayuda a limpiar el paladar.

Estas son algunas sugerencias de guarniciones que combinan bien con la tarta de jiló y que harán tu comida más rica y completa. Prueba estas recetas y comparte tu opinión con nosotros en los comentarios. ¡Buen provecho!


También te puede interesar

Visitas: 41

Deja un comentario