Termita Asada: Una opción deliciosa

La termita asada es un verdadero manjar de la cocina brasileña, conocida por su suculencia y llamativo sabor. Originario del corte de termita de res, este trozo de carne puede brindar una experiencia gastronómica única e inolvidable. En este artículo te compartiremos una receta sencilla y deliciosa de termitas asadas, que conquistará el paladar de todo aquel que la pruebe. ¡Prepárate para aprender a preparar esta maravilla que se deshace en la boca y sorprende a tus familiares y amigos con un plato irresistible!

Ingredientes para termitas asadas:

  • 1 trozo de termita bovina (1,5 kg aproximadamente)
  • Sal gruesa al gusto
  • Pimienta negra al gusto
  • 4 dientes de ajo, picados
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 2 cebollas grandes cortadas en aros
  • 2 hojas de laurel
  • 1 taza de vino tinto seco
  • 2 tazas de agua
  • Papas y verduras de tu elección para acompañar (opcional)

Modo de preparo:

  1. Precalienta el horno a 180°C.
  2. Haz pequeños cortes en la superficie de la termita y sazona con sal gruesa, pimienta negra y ajo picado, masajeando bien para que el condimento penetre en la carne.
  3. En una sartén grande, calienta el aceite a fuego medio y dora las termitas por todos lados.
  4. Retire la termita de la sartén y reserve. En la misma sartén agrega las cebollas y sofríe hasta que estén doradas.
  5. Coloca la termita en una fuente para horno, coloca las cebollas salteadas a su alrededor y agrega las hojas de laurel.
  6. Riega la termita con el vino tinto y agua, cubriendo la fuente para horno con papel de aluminio.
  7. Coloca en el horno precalentado y hornea por aproximadamente 3 horas, rociando las termitas con el líquido del molde cada 30 minutos.
  8. Pasado este tiempo, retira el papel de aluminio y deja que la termita se hornee por otros 30 minutos, para que se dore la superficie.
  9. Saca la termita del horno y déjala reposar unos minutos antes de cortarla.

Las termitas asadas son una opción de plato principal que sin duda impresionará a tus invitados en un almuerzo o cena especial. Su carne suave y jugosa, combinada con los condimentos y el proceso de cocción lenta, dan como resultado un sabor inigualable. Sirve la termita acompañada de patatas asadas y verduras salteadas para una comida completa e irresistible. Prueba esta receta en casa y sorpréndete con todo el sabor y textura de esta delicia que se deshace en la boca.


También te puede interesar:

Visitas: 20

Deja un comentario